Benedicto XVI a los jóvenes: «Tenéis la tarea de mostrar al mundo que la fe trae una felicidad y alegría verdadera, plena y duradera. Y si el modo de vivir de los cristianos parece a veces cansado y aburrido, entonces sed vosotros los primeros en dar testimonio del rostro alegre y feliz de la fe»

jueves, septiembre 02, 2010

ILUSIONARSE OTRA VEZ…ES POSIBLE



NO ENCONTRABA LAS PALABRAS PARA EXPRESAR COMO HE VUELTO ESTAS VACACIONES Y AL FIN HOY HE LEIDO UN ARTICULO DE ALFONSO AGUILÓ QUE REFLEJA LO QUE ME GUSTARÍA DECIR.
ESTE VERANO HE CONVIVIDO HACIENDO UN CURSO CON UNA GRUPO DE GENTE JOVEN…”EXISTEN” CON CAPACIDAD DE ILUSIONAR, CON METAS CLARAS Y SIN MIEDO A NADA, ARREMETIENDO CONTRA TODO TIPO DE CIRCUNSTANCIAS Y DIFICULTADES, AYUDANDO A LA GENTE QUE NECESITA SENTIRSE ENTENDIDA, QUERIDA, IMPULSADA , ESTANDO AHÍ SIEMPRE SIN ESPERAR NADA, DANDOLO TODO PERO SABIENDO QUE ESE “TODO” LO HAN RECIBIDO GRATIS PORQUE HAN RECIBIDO LA FE, ES UNA SUERTE PORQUE EL QUE NO LA TIENE NO LE TOCA EN LA LOTERIA TIENE QUE PEDIRLA…YO LA TENGO SOY UNA AFORTUNADA.
HAY UNAS PALABRAS DE JUAN PABLO II QUE SIEMPRE ME GUSTARON,:

«Se necesitan heraldos del Evangelio expertos en humanidad, que conozcan a fondo el corazón del hombre de hoy, participen de sus gozos y esperanzas, de sus angustias y tristezas, y al mismo tiempo sean contemplativos, enamorados de Dios. Para esto se necesitan nuevos santos”

ME PARECEN UN IDEAL Y ME GUSTARIA MUCHO SER ASÍ, ESTE VERANO HE VISTO ESTAS PALABRAS HECHAS REALIDAD EN ESE GRUPO DE GENTE GENIAL Y JOVEN POR DENTRO Y POR FUERA…

FRASES ARTICULO LUIS AGUILÓ

«La ilusión constituye una manera de vivir de unas personas determinadas: son esos hombres y mujeres que, de una forma habitual, encuentran diariamente motivos para ilusionarse, para hacer de cada jornada laboral un día festivo.

»Se les suele llamar personas de temperamento alegre, y parte de esa alegría les viene por su capacidad de ilusionarse, ya sea por un paseo o por el color de unas flores, da igual, porque cada una de estas manifestaciones de júbilo responden a una de actitud básica de vivir su propia vida, de esa personas de chispeante, de refrescante juventud, que les lleva a encontrar, en lo que otro tal vez ve la monótona repetición de un acto, una ocasión para disfrutar de la vida.

»Todo el mundo quisiéramos hacer de nuestra vida una existencia ilusionada. La meta es difícil, pero al estar rodeada de un cierto hábito de magia y utopía se hace sumamente apetecible.»

La cita es larga, pero merece la pena. Es de Miguel Angel Martí, que en su brillante ensayo sobre la ilusión (La ilusión, Editorial EUNSA, 1993), nos alienta a esforzarnos por vivir ilusionados, liberados de planteamientos ramplones, de cansancios vitales y de monótonos desencantos.

La ilusión está presente en los más variados ámbitos de nuestra vida, iluminándola y llenándola de alegría. Todos deseamos aprender de esas personas de vida ilusionada, de esas personas —continúa Martí— «que han encontrado, a lo mejor sin saberlo ellas, el arte de vivir, y que lo manifiestan en el lenguaje vivo de sus ojos, en la frescura de su sonrisa, en esos olvidos de lo que para muchas personas constituye el tema central de sus conversaciones: enfermedades, accidentes, carestía de la vida, la ingratitud de los jóvenes... y una larga letanía de tonos oscuros y de tristes musicalidades, en esos olvidos —decíamos— que tanto se agradecen y que nos ayudan a abrir los ojos a espacios abiertos, refrescantes como la luz que los ilumina.

“Hace falta energía, grandeza de ánimo y finura de espíritu para hacer de la vida algo más que un producto a granel envuelto en papel de periódico (y a veces por la página de las esquelas). No siempre quizá lo consigamos, pero que debemos apostar por este tipo de vida me parece una exigencia de nuestra condición de hombres; eso sí, se sobreentiende, después de haber superado los falsos idealismos y los planteamientos inmaduros.”

4 comentarios:

Altea dijo...

Uauuuuu! ¡Te has "superao", guapetona! Me encanta la foto.

Altea dijo...

Por cierto, yo también tengo la misma sensación que tú.

OHÚ!! dijo...

Creo que la ilusión nace del convencimiento de que siempre se puede intentar ser más feliz con lo que se tiene, ya sea algo que empieza o algo está con nosotros mil años!!!
Gracias por este artículo tan way.

SARIMA dijo...

Gracias Ohu...punto 1. por entrar en mi blog y comentar. Punto 2. porque siempre me ayudan mucho tus comentarios. Lo de intentar ser mas feliz con lo que se tiene me recuerda una frase de una persona que me dijo POSITIVIZA. y me gusta porque no es conformismo del ramplón sino no dejar de asombrarnos cada dia de las maravillas que nos rodean cada día y aveces no vemos...gracias